17 dic. 2008

Hoy hace 25 años



Los españoles, aquel día , disfrutamos lo lindo. Entonces, pensamos que era un sueño. Pensamos que era un "milagro", era nuestro merecido.

Hoy debemos recordar, que todo es posible, pero siempre que uno se lo proponga y tenga alrededor a personas competentes y que crean en una buena remontada.
Yo tenía 10 años maravillosos, y recuerdo que estaba sentada el un silloncito , frente a la televisión, y recuerdo a mi madre tendiendo la ropa. Mi padre, con su bata marrón , y su amor por el fútbol permanecía en su sillonn dando brincos en cada gol. ¡Fue maravilloso!. Éramos los grandes vencedores, en un espectáculo fascinante . Esa sensación, llenó de ilusión muchos hogares. Hoy, nos damos cuenta, de lo rápido que pasa la vida y de que otras muchas cosas más , como el golpe de Estado, la posguerra, que aunque ya pasaron, no se deben olvidar ni repetir.

Cada gol, era una fiesta. Me levantaba de mi sillón, e iba a contárselo a mi madre. Ella, como casi todas las madres de entonces, seguía haciendo sus tareas domésticas después de su jornada laboral. Gracias a ella, se cambió aquella costumbre de las casas de que "el fútbol era cosa de hombres". Mi padre, sobrino del conocido Puchades, adoraba el fútbol, con él, todos aprendimos a ver los fuera de juego, el córner mal sacado, el gol injusto. Esa, es la verdadera maravilla de nuestras vidas. No olvidemos, que eso no se debe perder. Esa es la familia. Ni laica ni cristiana, ni ninguna otra confesión. La familia, es cuando somos capaces, de como vi el otro día en la película que nos ofreció la asociación "Mujeres de Torrent", "El demonio se viste de Prada". De elegir por ella. Debemos saber que la familia, es importante, los amigos, la vida. Debemos, disfrutar cada momento intensamente y recordar lo vivido con un sabor dulce y no con amarguras.
Recuerdo, las botas de mi hermano mayor con tacos de aluminio, de goma y su equipaje del equipo local. Aún, puedo recordar su habitación plagada de posters de futbolistas. Sano, todo muy sano. Infancia, familia, ilusión.

Hoy Font de Mora, se marca un tanto frente a los colectivos educativos y consigue que la huelga se anule. Espero que en este partido ganemos todos y no nos gane por un fuera de juego que no existe.

Así, este es mi pequeño homenaje a aquellos tiempos, que hoy se viven de otra manera y donde ya faltan algunos seres queridos, pero que también es bueno.

6 comentarios:

Rafa Hernández dijo...

Aquél partido de la selección fue memorable, lastima que sirviera de poco ya que en la siguiente ronda como venía siendo habitual nos tiraron a la calle. Y han tenido que pasar veinticinco años para conseguir una Copa de Europa. Ahora parece ser que están encarrilados y fuerte como los venados esperemos que no se tuerzan y nos den muchas alegrías. Un cuarto de siglo da mucho de sí, y como es lógico ha habido de todo, bueno y malo. Lo bueno hay que recordarlo siempre, pero lo malo tampoco hay que dejarlo en el olvido, ya que nos permite corregir errores y no volver a caer en los mismos que un día cometimos. Encarna yo añoro muchas cosas de aquella época, sobre todo que he perdido talla. “Al menos un centímetro”. Con los años encojemos, y yo si vivo a la marcha que llevo dentro de unos cuantos tendré la talla de un mandril. Saludos.

Anónimo dijo...

La talla, por que el cerebro ya lo tienes majo.

Encarna Redón dijo...

Al anónimo de las 15.40 . Este comentario, lo publico porque no me gusta ser inquisidora de nadie. Pero, ¿No te parece que estaría bien, que en este blog, opinaras sin insultar?
Y si lo haces, por lo menos, pon tu nombre.
Es solo una sugerencia, porque a veces los insultos, acaban por cargar un poco a los que no los hacemos. No tengo el gusto de conocer a Rafa, pero desde luego, se merece todos mis respetos y tú , con la actitud de insultar, los pierdes ante todos.

Bart dijo...

Esto parece la última fase de "cuentame como pasó" ¡que bodito todo!que ilusión nos hace a todos recordar el partido de Malta-España...

Encarna Redón dijo...

Bart, de eso se trata amigo.

Rafa Hernández dijo...

Hola Encarna como andamos. ¡deja, deja a la criaturita que se explaye!...Confucio dijo: “No contestes a una palabra airada replicando con otra de igual tenor. Un saludo; Rafa.