22 sept. 2010

La Alcaldesa de Torrent utiliza las fotos de los niños de la ciudad de forma poco seria.


Ayer recibí esta carta. El carne de autobús. Como se hacía antes. Todos los niños y niñas de la Ciudad tienen derecho a utilizar el transporte público gratuito. Derecho que creó el Ayuntamiento del anterior gobierno.
El año pasado, la Alcaldesa no expidió los carnes por necesidad de ahorro. Hasta ahí perfecto. Pero lo que no puede hacer es mandar un carné este año con la foto de mi hija de hace 5 años. Su imagen no se parece a la actual "ni por asomo".
Es evidente, que la Sra Alcaldesa no sabe que los niños cambian rápidamente su físico. Hoy se parece a papa, y mañana a mama.

Espero que el conductor del autobús no le prohíba a mi hija utilizar el servicio, porque no encuentra parecido a ella en el "carne fantasma" que ha expedido el Ayuntamiento de Torrent a todos los niños y niñas de la Ciudad.

Por cierto, si se fijan, verán el tamaño de la foto de la Alcaldesa. De eso, ya estamos hartos lo ciudadanos y ciudadanas de esta Ciudad. De su obsesión por la foto. La de ella, sí está elegida para que guste. ¿Y la de nuestros hijos e hijas?
Se trabaja poco y mal, solo porque se pasa la vida preocupada por su propia imagen y sus viajecitos.

No hay comentarios: