30 dic. 2010

Fina Conejeros ha muerto . Una buena mujer, buena esposa, buena madre y buena amiga.



Ha muerto una gran persona. En ella se encarnaba la sencillez y el buen hacer.
La conozco muchos años. Siempre fue igual. Buena. Sencilla.
Recuerdo cuando yo tenía 16 años. La recuerdo como la madre de mi mejor amigo. Pepe Calbuig. Recuerdo cómo me miraba. Su amor por sus hijos ha sido siempre enorme.
Con los años coincidí con ella en Protección Civil. Siempre atenta, siempre correcta. Ella compartió conmigo mis primeros días como madre. Fina. Mi amiga, mi compañera.
Esta mañana la he visitado en el hospital. No me atrevía a ir a verla en esas circunstancias. He esperado a que mi marido pudiera ir conmigo. No era capaz de verla en la cama guardando un silencio quebrantador del alma.
Hoy , después de un pleno me he encontrado con Jose Serer y me lo ha dicho. - "Ella, no está bien, Encarna"
Ha sido tan dificil verla en esas circunstancias que mi corazón se ha endurecido.
Por la tarde Javi me lo ha dicho. - "Fina nos ha dejado".
¡Estoy tan enfadada! No creo que merezca morir tan joven. No creo que haya derecho a que nos deje así. Tan pronto.

Fina Conejeros. Mi gran amiga. La madre de mis amigos. La mujer de Alfredo. Hoy descansa en paz junto Pepe. Hoy Fina deja un vacío en mi corazón que nunca volverá a llenarse.

Te quiero Fina. Te quiero amiga.

No hay comentarios: