20 ene. 2011

Rebeliones. Solo le pido a Dios que la guerra no me sea indiferente.




En la vida hay que tomar decisiones arriesgadas, pero meditadas a la vez. No se puede ser amig@ de todos, ni querid@ por tod@s. Pero sí debes estar tranquil@ y satisfech@ contigo mismo.
Si una persona lucha por lo que cree siempre está legitimado. Si te hacen un despido improcedente, si te intentan ningunear. Incluso si los más cercanos te engañan. Lo importante es luchar por tus convicciones. Siempre mostrando empatía. Pero nunca imitando las acciones de otr@s sino haciendo fuertes tus convicciones sin dañar demasiado a la razón de l@s otr@s.

A veces intento sentir empatía con las acciones de los gestor@s de lo público en Torrent. Pero me cuesta tanto. Me cuesta entender las acciones por conveniencia del equipo de "desgobierno".


Las rebeliones por conveniencia me producen náuseas y me dejan perpleja.

No hay comentarios: