12 ene. 2009

Un Torrent de penitencia.


JUAN JOSÉ MILLÁS Bush acaba de afirmar en una entrevista que no oye voces. No las oirá ahora, porque si ustedes recuerdan fue Dios quien le ordenó bombardear Iraq con toda la población civil dentro. Quiere decirse que a ratos oye voces y a ratos no. Mala suerte para el pueblo iraquí, y para el universo en general, que haya dejado de oírlas al final de su mandato.


A veces, los grandes mandatarios, aparecen, como personas serias y responsables. Esto, a pesar del interés de los que crean la imagen pública a vender en el exterior. No siempre se consigue.
Algunos Alcaldes de la comarca aparentan físicamente una imagen seria, un talante dialogante , pero, como en algunos plenos como el último de la ciudad de Torrent. Se asoma la "bestia" que llevan dentro.

Parece ser , que Bush, oía la voz de Dios , antes de bombardear Iraq. Esto, no deja de ser vergonzoso para los creyentes. Queda demostrado, que si hay Dios, desde luego, cada uno tiene el suyo.
Mi madre, que todavía es de las que va a misa los Domingos. Dice , (cuando yo le pregunto) , que va a misa, a "pedir por todos nosotros". Digo yo, que la contrapartida, de esto, debe ser el Sr Bush y otros dirigentes de este "mundo mundial" que se empeñan en matar, extorsionar, o insultar como por suerte es el caso de mi ciudad a todos los que les hacen frente.

A lo mejor, son mayor número, los que oyen voces para matar. O a lo mejor, son mayor número, los que oyen a Dios provocando daño y maldad hacia otros.

En fin, que el mandamiento,que dice aquello de : "No utilizarás el nombre de Dios en vano" está siendo incumplido. Ruego, que cada vez que esto sucede, los responsables de la confesión de los grandes mandatarios, se encarguen de ponerles como penitencia un gran número de Ave Marías y una buena penitencia.

Espero, que el Dios de Bush, que dudo que sea el mismo que sigue mi madre, no le diga que mate a nadie. También, que despacito y al oído, le comente a nuestro nuevo consistorio torrentino, que el tratar mal a los políticos de enfrente, no sólo es de mala educación, sino que además es pecado.

En fín, allá con los que permiten que algunos creyentes, utilicen el nombre de Dios así. Esto, separa algunos de tal creencia.
Si por lo menos, algún dirigente eclesiástico, criticara ciertas actitudes, algún feligrés descontento, dejaría de tener tantas dudas .

Yo por lo menos, reniego de los que tratan mal a otros sólo por su propia satisfacción, aunque todavía no oigan voces.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo mejor que se puede hacer con Bush es enterrarlo en la Historia. Pasar página, olvidarlo.

Anónimo dijo...

Lo mejor que se puede hacer con el sr. Bush es enterrarlo en la Historia, pasar página, olvidarlo.