4 abr. 2009

Años sin respuesta.


Efe, Valencia
La Asociación de Víctimas del Metro del 3 de julio lamentó ayer la actitud del Consell, que "calla voces" y "elude asumir responsabilidades" respecto al accidente que costó la vida a 43 personas en el verano de 2006. Como cada día 3, un centenar de familiares y amigos de los fallecidos se reunieron en la puerta de los apóstoles de la Catedral de Valencia para guardar cinco minutos de silencio y leer un manifiesto.
"Pedimos mayores condenas para los ciudadanos que delinquen. ¿Pero qué ocurre con aquellos políticos que lo hacen? Las facturas infladas, contrataciones a dedo o el desvío de dinero son hechos que nos afectan directamente en nuestra vida diaria y ocasionan riesgos", aseguraron. E insistieron en pedir a Francisco Camps una auditoría en FGV, una investigación del accidente "sin limitaciones documentales" e inversiones en medidas de seguridad para la línea 1.

2 comentarios:

pspv-psoe quart de les valls dijo...

Te imaginas Encarna lo que hubiera ocurrido si ese desgraciado accidente ocurre gobernando el PSOE en la COMUNITAT VALENCIANA, aquí estaríamos prácticamente en estado de guerra, la derecha hubiera inundado las calles a todas horas con manifestaciones y haciendo leña del árbol caído en todo momento. Ésta derecha que nos esta mal gobernando no asume responsabilidades ni tan siquiera dimite nadie, aquí la culpa siempre la tienen otros, cuando los pillan como ahora en tramas de corrupción, la culpa la tienen los jueces y la policía por "pillarlos" y en el caso del fatídico accidente del metro...la culpa es del trabajador de turno que en ese momento le tocaba conducir el tren, donde no hay responsabilidad no hay vergüenza.
Un saludo Encarna.

Agustín.

Rafa Hernández dijo...

Si en ese tren hubiese viajado una hija-o o un familiar directo de un político influyente, seguro que las investigaciones hubieran tomado otros derroteros, y el caso otro cariz.