27 abr. 2009

La crisis en Torrent.


Desde hace demasiado tiempo, estoy escuchando a los desgobernantes de esta ciudad, que la culpa de la crisis la tiene el presidente. Desde luego, que la cancioncita, cansa en demasía.
No hace muchos meses, que fui a dar una vuelta por el mercado de los Sábados. En el de los viernes, en la torre, suelo ir más a menudo, sobre todo, porque con mi hija al lado, el monedero sufriría mayor movimiento. Los niños de hoy en día, piden demasiado y nosotros, no sabemos negárselo , por ahora claro.

Bien, este día, lo visité con mi hija, que desde luego, no salió de allí, con mucha alegría en el cuerpo.
Hace años, que sabe, que no puedo evitar, ayudar a los que más lo necesitan. Tenemos una niña apadrinada en África, si alguien nos pide dinero mientras estamos en un bar, les suelo pagar un bocadillo o cosas así. Desde luego esto es muy poco, para lo que podríamos hacer, pero en el fondo, se que no soy perfecta y cojo quizá la postura fácil.Al final, hago lo que medianamente puedo, como casi todo el mundo.

Como iba diciendo, nos fuimos al mercado , y al llegar, nos encontramos con este pobre hombre, durmiendo en el suelo, hacía un frío de espanto. Mi hija, que es "más lista que el hambre", me llamó la atención, por permitir que todo el mundo pasara y no le ayudaran al momento. En la foto, se puede ver. Este hombre, pasaba tan desapercibido para el resto del mundo, que cualquiera diría, que esta ciudad, es como la de EEUU. Ya saben , que en algunos documentales, estas cosas se ven muy a menudo.

Anoche, me acordaba del "Encuentro Multicultural" celebrado esta semana. el cual ha estado muy bien. Desde luego que sí. Ayer, habían personas de un montón de países, dándonos a probar , las comidas típicas de su lugares de origen. Pensé en la diferencia , sobre todo, en la situación en la que había visto semanas atrás . En el caso del hombre del mercado, no existía la multiculturalirad. No existía la solidaridad, ni la compresión hacia el individuo. Sin tener en cuenta, ni raza, sexo, o lugar de origen se "pasaba mil"del hombre que estaba allí dormido. Ni policías, ni responsables, ni transeúntes No existía nada más que el individualismo de la sociedad. Nada más que el "mientras no sea yo".

Hace tiempo, que vengo observando, que mucha gente, disfruta del mal ajeno, de los problemas ajenos. Algunos, incluso disfrutan, diciendo aquello de "ya se lo decía yo", si es que bebe demasiado, o hace esto o lo otro. Ahora, está llegando el momento de arrimar el hombro. El momento, de saber donde están esas personas que tanto han alardeado de solidarios.
Ya veremos, lo que hacen, los que saben tanto de todo y lo que ayudan los que tanto alardean de izquierdosos o derechosos bondadosos.

El individualismo nos está comiendo.

No hay comentarios: