20 ene. 2010

Los hosteleros defienden ahora la ley antitabaco que atacaron hace tres años .

Hoy hace 5 años que dejé de fumar. La verdad es que es una maravilla. Antes fumaba 3 paquetes de tabaco al día y desde que ZP decidió que el tabaco se iba a acabar en los lugares públicos me hice el ánimo de dejarlo. Con ayuda de Artic (asociación de Alcohólicos y drogodependientes de esta ciudad) que organiza charlas sobre el tabaco y una permanencia en el hospital junto a mi padre cerca de enfermos con problemas de tabaquismo conseguí dejarlo. Toda una suerte.

Desde luego , todavía hoy tenemos que sufrir , sobre todo en Torrent a personas que no entienden que fumar mata. Algunos siguen fumando en los lugares públicos donde no está permitido y desde luego, las autoridades lo permiten. Más les valdría cumplir la ley.
En muchísimos establecimientos, la gente se sale fuera de las instalaciones a fumar. Eso es hacer las cosas bien. Y desde luego, no pasa nada. Esto es positivo para todo el mundo.

Algunos empresarios hosteleros, no todos. Dicen: "Se cerrarán 4.000 locales que afectarán a 15.000 puestos de trabajo. Las pérdidas económicas ascenderán, según sus cálculos, a 1.200 millones de euros anuales. Habrá una caída de ventas del 7% en restaurantes, de entre el 10% y el 15% en los bares y superior al 15% en los locales de ocio nocturno. Y todo ello "en plena recesión económica" que, siempre según estimaciones propias, lleva un descenso de ventas acumulado del 14% desde 2007. Prohibición total, ruina del sector," reza el eslogan actúa.
La verdad es que las gentes, vamos a los restaurantes, aunque no se fume. De cada 5 amigos, fuman 2 y salen fuera a fumar. Es mejor para ellos/as y para todos. Parece mentira que la gente no se de cuenta de que fumar mata. En algún momento había que empezar. ¿O es que prefieren que muramos todos de cáncer? Los que lo hemos elegido , bien, pero los que no quieren fumar, no tienen porqué hacerlo. Respetemos.

3 comentarios:

Jesús Párraga dijo...

Fa més de sis anys que vaig deixar de fumar... i encara, de vegades, tinc ganes d'encendre una cigarreta. A mi em va ajudar molt un llibre titolat "Dejar de fumar es fácil", o alguna cosa semblant que ja no me'n recorde... És curiós que aquesta entrada no tinga cap comentari sarcàstic o insultant. Sembla ser que el problema del tabaquisme no motiva ningú. Ara bé, és una miqueta exagerat (per no dir de culte a la personalitat) allò de "desde que ZP decidió que el tabaco se iba a acabar en los lugares públicos." Em ve al cap un llibre d'"urbanitat" de la IIª República que per a convèncer els xiquets (els xiquets!) de què fumar és un vici molt dolent deia, més o menys: "nuestro presidente, don Niceto Alcalá Zamora, no fuma." Doncs, això... Per cert, que jo crec que Zapateitor sí que fuma d'amagadetes...

Encarna Redón dijo...

Una llàstima perquè a mi m'ha anat molt be això de no fumar. No sap ZP el que es pert. Crec que jo deuria de haver-ho fet abans .Be, la veritat és que sempre vaig pensar que era impossible aconseguir-ho. Et felicite per haver-ho aconseguit també. No és gens de fàcil.

Anónimo dijo...

llegir tot el bloc, bastant bo