3 may. 2010

Tirar la piedra y esconder el brazo. Así fue la España , así no debe ser.




Los muertos, hay que llorarlos.
No sólo cuando van a matarlos, sino cada día.
No sólo cuando estás en casa sin saber donde está su cuerpo
sino cuando vas a visitar sus restos.

Para algunos la muerte fue merecida.
Para otros la muerte fue por venganza.
No me digas que me olvide de la muerte de esa mañana.

Los asesinos de mi padre, merecen ser olvidados
pero mi sangre , no debe morir en la llanura firme.

Si te acuerdas de él sabrás que sólo añoraba comida para su familia y una libertad amada .
Si te acuerdas de ella sabrás que solo pedía justicia y libertad para no creer en lo que a ella no le gustaba .
Busca su cuerpo , llama a las tierras y levanta toda la gente que lleva dentro.

No hay comentarios: