22 mar. 2009

En Torrent, no "Vale tudo"

La víctima se golpeó en la cabeza tras caer por una ventana del primer piso
22.03.09 -
Un turista británico ebrio falleció el pasado jueves al precipitarse desde el primer piso de la habitación de hotel en la que se hospedaba en Guardamar del Segura. La muerte se produjo después de que la Guardia Civil entrara en el dormitorio para pedirle a él y a su compañero que dejaran de hacer ruido, según informaron a Europa Press fuentes cercanas al caso.

Los hechos se registraron alrededor de las cinco de la madrugada, cuando trabajadores del establecimiento hotelero solicitaron a los dos ocupantes de una de las habitaciones, ambos de nacionalidad británica en avanzado estado de embriaguez, que dejaran de hacer ruido, ya que estaban molestando al resto de huéspedes. Ante la negativa de los dos turistas, los encargados del local avisaron a la Guardia Civil.

Varios agentes de la Benemérita se personaron en la habitación para intentar calmarles. Sin embargo, en ese momento, uno de ellos se precipitó por una ventana y sufrió un golpe craneal que le causó la muerte prácticamente en el acto, tal y como explicaron las mencionadas fuentes próximas a la investigación. La Guardia Civil ya ha remitido las diligencias sobre lo ocurrido al juzgado de guardia




Hay que reconocer que tanta fiesta, da un poco de miedo. Estas fallas, he estado observando a los chavales, a los mayores y a los no tan mayores de las diferentes comisiones que he visitado. Todos, buena gente, todos, son agradables, atentos y además grandes amigos.
En ellos, la idiosincrasia valenciana les es própia. La diversión, la música , la indumentaria , la laboriosidad, incluso la reagrupación en peñas constante que están sufriendo nuestras vidas falleras.

Me ha llamado la atención, la facilidad, con que un chaval de 16 años se bebe un "Barretjat" tras otro en las "narices" de sus padres.
No es que tenga nada , contra la diversión de la gente. Al revés, disfruto cada noche de fallas, moros y cristianos etc.. pero, claro, considero que no es necesario llegar a los extremos del "tambaleo humano".

Es importante que todos los falleros o festeros en general, tengamos claro que nuestro comportamiento influye en los chavales de Torrent. Debemos saber, que si no controlamos ciertas actitudes de nuestros hijos, la cosa puede acabar mal. Verdaderamente mal.
Nuestra sociedad, es avanzada en muchos aspectos, pero a la vez , se ha convertido en la sociedad en la que "Vale tudo". Desde luego, no estoy de acuerdo.

Los mayores, las autoridades, los amigos de los chavales que de manera constante Beben sin control, debemos ser capaces de aconsejar a las personas, menores de edad, e incluso a los mayores para que no consuman tanto alcohol.

No es que no vea bien que la gente se divierta, es que no veo nada bien, que lo haga hasta el punto de caer desplomado en una fiesta. Eso, cada vez más sucede en Torrent. Eso, cada vez más , sucede en las calles de Valencia.

Me gustaría, apelar a la responsabilidad de los padres. A la de las directivas falleras, a las de las directivas de otras fiestas de Torrent. A las autoridades municipales . A todos los que de una manero u otra quieren a esta ciudad y a sus ciudadanos.
Debemos intentar , que el chaval que lo esté haciendo, no se sienta tan libre y vea que es más guapo o más hombre porque " se pone más ciego".

Las fallas, también se viven de día. Ya sabemos todos, que todos los que la noche anterior se la han pasado bebiendo más de la cuenta, se levanta de nuevo por la tarde para seguir la rueda de consumo de alcohol de la noche anterior.
Ha habido fallas, que por la mañana estaban vacías, los falleros más pequeños, no tenían nisiquiera actividades matutinas, porque los mayores, estaban durmiendo el abuso nocturno.

Reivindiquemos las fallas con más control por parte de todos. Son nuestros hijos, son nuestro futuro. En Torrent, no "Vale tudo"

2 comentarios:

Delincuente Fallero dijo...

Querida Encarna, ese es uno de los males, entre otro, de nuestras fallas actuales. Se ha perdido el disfrute de las fallas de día, y se ha cambiado por la noche. Quizás me acusen de aburrido, de descolocado, de raro, de todo lo que quieran. Pero por suerte las fallas que a mi me enesñaron mis mayores, empezaban bien temprano, con la despertà, con esos almuerzos en el casal, con los pasacalles, con las visitas a los monumentos, etc. y está muy bien disfrutar la noche, con moderación esta claro, y tirar el resto cuando corresponde.

Este año he podido disfrutar de unas excelentes fallas en familia, con mi hija bajando a la despertà, almorzando con los amigos en el casal, viendo fallas muchas fallas, pero muchas menos de las que me hubiese gustado, y disfrutando de la fiesta nocturna. Tengo la suerte (o la desgracia para algunos) que no bebo alcohol, lo que me permite recuperarme de una larga noche sin problemas.
Pero lo que promocionamos las fallas, lo que promocionan desde arriba es eso, perder la parte diurna de la fiesta, gran error creo yo.

Rafa Hernández dijo...

Al qué le gusta emborracharse lo de las fallas es una escusa. Es un punto más de "apoyo", para ponerse ciego. "Pues él qué lo haga que cargue con las consecuencias".Estos incontrolados lo hacen en fallas, en los sanfermines y él día de san Pedro ya que a ellos le es totalmente indiferente. Conozco bastante zonas de España, y en embriagarse a los extranjeros no hay quiénes les hagan sombra. Igual en su país beben solo agua, pero cuando vienen a España todo el monte es orégano. Como decía antes por ejemplo durante los sanfermines hay gente que se pasa borracha la semana entera, sin saber ni siquiera lo que allí se celebra. Este verano estuve unos días en Ibiza, y aquello daba pena. Podías ver y os aseguro de que eran bastantes, a las 8 de la mañana chavales todos extranjeros que no tenían más de diecisiete o dieciocho años bebiendo cervezas como descosidos, y estos eran de los que no habían trasnochado. Así que todo el santo día se lo pasan colocados hasta él culo. Les da lo mismo lo que se celebre y no diferencian la noche del día. Por supuesto en todos los sitios se cuecen habas, pero yo creo que nuestros jóvenes al respecto son más comedidos. Los guiris no necesitan una razón especifica para emborracharse.