4 mar. 2010

Padre Mendez que estas en los cielos...Este Ayuntamiento no da una....





Otra vez.
De nuevo nos han cerrado la salida en la Calle Padre Mendez con Caja de Ahorros.

Está claro que es necesario para que se acaben las obras. Está claro que cuando acaben habrá un aparcamiento subterráneo ( proyectado por el equipo de gobierno anterior, faltaría más) que ha puesto en marcha tarde mal y nunca el nuevo "Desgobierno" del PP.

Otra vez han cortado la calle, la salida de los vecinos y vecinas hacia Valencia. Otra vez lo han hecho. Nos dijeron que ya no volvería a pasar. En realidad, nos estaban engañando.

Ahora, de nuevo los vecinos tenemos que sufrir frenazos de coches, vehículos por las aceras y encontronazos en el cruce mal señalizado y mal controlado.

Anoche, un policía paseaba por la Avenida,( antigua Avenida País Valencià).
Yo me pregunto ¿Para cuando un policía que controle el cruce creado "ad hoc" en el "cruce de la muerte" de la calle 6 de Diciembre con Padre Méndez. ?

Sí, lo harán cuando pase algún accidente. Esto es lo que suele hacer el equipo de "desgobierno de Doña Mª José Català".

3 comentarios:

aki_chechu dijo...

En el Parc Central sí que estamos abandonados. Estamos a escasos metros de Torrent, y parece otro mundo. Para ir a la avenida, tenemos que ir por un camino de cabras y los coches se suben a las aceras como si fuese un carril de la calzada más, e incluso los aparcan, con lo cual te tienes que bajar de la calzada porque no puedes ni andar. Las aceras, como entenderéis, están hechas polvo... Y lo peor... no nos escuchan. ¿Cómo pueden dejar de lado una zona nueva y que se estropee de tal forma?

Encarna Redón dijo...

Lo se. No les importa nada fuera del espacio donde viven.

Anónimo dijo...

Ya es hora de que pensemos en los pobres; en los "sin techo". En tantas y tantas familias que no llegan a final de mes. pasemos de aceras y calzadas, que se pudra lo material, pero por Dios atendamos a los que lloran en silencio y pasan hambre. Los gobernantes del pueblo que miren sin miopía y piensen que los rostros de los pobres también tienen un alma.