6 abr. 2010

Cuando en Torrent se hacen las cosas mal, la solución que le da la Alcaldesa es peor.



Así está la entrada a la Calle San Valeriano. Desde que ha puesto las farolas nuevas e innecesarias en algunas calles de esta ciudad, los vecinos tienen muy claro para que las ponía. Para molestar, para ocupar espacios de aparcamiento y para que la ciudad esté más desastrada todavía.

Estas farolas, que son producto de las ayudas del Plan E, hubieran estado mejor en otros lugares y desde luego puestas de mejor manera.
La Alcaldesa ha conseguido que en la calle Germanies no se pueda aparcar, que la Calle San Valeriano tenga "pegotes" y Vallas de plástico que entorpecen el paso de los peatones.

Y es que la Sra Alcaldesa , no da una. Sobre todo, porque no se deja asesorar más que por los que no saben.






No hay comentarios: