15 feb. 2009

Un mundo sin guerras.

1 comentario:

Rafa Hernández dijo...

Hola Encarna. No le des más vueltas. Mientras qué los gobiernos fabriquen armas y hombres dispuestos a empuñarlas habrá ejércitos y guerras. Él primer hombre que empuñó un arma fue para cazar. Y él segundo para quitarle la presa al primero. Es triste pero es la realidad. Entre otras cosas si no existiesen, mientras que salgan mal nacidos, locos y psicópatas dispuestos a ultrajar al mundo habría que inventarlas. Además es un negocio redondo para los estados: como el tabaco, el alcohol y un largo etc. Que es lamentable y no debería ser de acuerdo, pero es lo que hay.